La Sinusitis aguda corresponde a la inflamación de los senos paranasales que son espacios llenos de aire ubicados en los huesos de la cara, en la frente, las mejillas y los ojos. Cuando están saludables, estas cavidades no poseen microorganismos en su interior, producen moco cristalino que sale por la nariz y el aire es capaz de circular dentro de ellos; cuando las aberturas paranasales resultan bloqueadas o se acumula demasiado moco, las bacterias y otros microorganismos pueden multiplicarse fácilmente y generar una infección.

Los síntomas clásicos de la sinusitis aguda, se pueden presentar después de un resfriado que no mejora o que empeora después de 5 a 7 días, abarcan:

  • Pérdida del sentido del olfato
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza o de cara
  • Congestión y secreción nasal
  • Descarga de moco hacia la garganta
  • Halitosis o Mal aliento
  • Tos irritativa
  • Fatiga y sensación de malestar general

* Una secreción verdosa o amarillenta no necesariamente es indicio de una infección que requiera ser tratada con antibióticos.

Según la duración de los síntomas, se clasifica en:

  • Aguda (si los síntomas duran 4 semanas o menos)
  • Subaguda (los síntomas duran entre 4 a 12 semanas)
  • Crónica (los síntomas duran 12 semanas o más)

El diagnóstico es realizado por un médico general a través de la historia clínica del paciente y de su examen físico. Las radiografías de los senos paranasales no son muy precisas para diagnosticar la sinusitis, y existen otras imágenes como el scanner o tomografía computarizada de los senos paranasales  que puede ser útil para diagnosticar la sinusitis o para evaluar la anatomía con el fin de determinar si fuera necesaria alguna otra intervención, como una cirugía en el futuro. En determinados casos, también se puede observar las aberturas de los senos paranasales y su drenaje a través de un endoscopio de fibra óptica (llamado rinoscopia o endoscopia nasal). Esto generalmente lo realiza un otorrinolaringólogo (especialista en problemas de la nariz, el oído y la garganta). No obstante, estos exámenes no son muy sensibles para detectar la sinusitis.

El tratamiento incluye medidas generales, como mantener una buena hidratación diaria para diluir el moco y así que drene con mayor facilidad y evitar su infección; Utilizar solución salina nasal varias veces al día a modo de lavado nasal, que arrastra moco y limpia la nariz, y por último, existen variados antibióticos que se pueden utilizar en los casos estrictamente necesarios, y de acuerdo a las características de cada paciente. Su uso no es de regla para estos cuadros si es no hay sospecha de una infección bacteriana.

Lo importante, es que ud. debe consultar al médico si:

  • Los síntomas duran más de 10 a 14 días o tiene un resfrío que empeora después de 7 días.
  • Tiene dolor de cabeza intenso que no se alivia con los medicamentos recetados.
  • Tiene fiebre.
  • Todavía posee síntomas después de haber tomado todos los antibióticos en forma apropiada.
  • Presenta cualquier cambio en su visión durante una infección sinusal.

Si tienes la sospecha de que algún familiar presente esta patología, solicita un Médico a Domicilio de MedGo a la brevedad

Dra Daniela Gutierrez
Otorrinolaringóloga Universidad de Chile
Médico Cirujano Pontificia Universidad Católica de Chile